Salud

Sobrepeso y obesidad, un enemigo que acaba con nuestras ilusiones y nuestra vida

¡Frank es que yo tengo personalidad y por eso a mí la gordura no me acompleja!

Francisco Javier Restrepo Ch
Facilitador en estilos de vida saludable.
Especialista en procesos de envejecimiento y vejez.
@frankps10 – https://www.facebook.com/FrankPS10/

Muy bien, precisamente si alguien argumenta tener personalidad significa que entiende o sabe lo que significa la expresión personalidad…

“La personalidad puede sintetizarse como el conjunto de características o patrón de sentimientos, emociones y pensamientos ligados al comportamiento, es decir, los pensamientos, sentimientos, actitudes, hábitos y la conducta de cada individuo, que persiste a lo largo del tiempo frente a distintas situaciones, distinguiendo a un individuo de cualquier otro haciéndolo diferente a los demás al buscar el mejor camino para vivir con dignidad”. wikivida.com

En la vida práctica es entender que solo nosotros determinamos nuestros comportamientos frente a actos que puedan arruinar la calidad de nuestra vida y eso es lo que suele pasar cuando no se entiende que la obesidad concretamente es una patología crónica a la cual hay que prestar tanta atención y dedicación como si fuera una diabetes, cáncer o cualquier otra que nos puede arruinar la vida y la de nuestros seres queridos.

Personalidad realmente es tener la disciplina, el valor de tomar acciones sin disculpa alguna y luchar con nuestra zona de confort para superar cualquier mal que nos afecte corporal, mental o emocionalmente. Eso sí es tener personalidad, el fingir que nada pasa sin hacer algo es simplemente una persona sin autoestima, con pensamientos de perdedor que se excusa en sus pobres debilidades.

Mi experiencia me ha llevado por más de 25 años a estar frente a procesos de mejoramiento de calidad de vida con personas que sufren de patologías neurodegenerativas y es con estas personas que me di cuenta que hay un punto sin retorno cuando ya frente a la enfermedad no se puede hacer o lograr nada.

Sobrepeso y obesidad, un enemigo que acaba con nuestras ilusiones y nuestra vida 1

 

Mi inquietud me inspiró a crear un programa de prevención que sin importar la edad de las personas pudiese generar unos nuevos hábitos desde cuatro dimensiones que actúan como marcadores de la calidad de vida:

» Alimentación transformadora.
» Cuerpo en movimiento.
» Sueño reparador.
» Aquietar la mente.

Hoy atiendo a más de 500 personas que de manera gradual incorporan o re incorporan estilos de vida saludable.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, hay una medida universal llamada IMC, Índice de Masa Corporal, siendo esta la que nos dice si nuestro peso ideal saludable es bajo por debajo de 18.00; normal entre 18.00 y 24.99; sobrepeso de 25.00 a 29.99; obesidad de 30.00 en adelante hasta la obesidad mórbida.

Al establecer una valoración dinámica dentro de mi programa PS10, se realiza una valoración que mide 9 indicadores de salud los cuales nos dan la hoja de ruta para que una persona conozca y entienda qué debe hacer para mejorar su peso hasta llevarlo a niveles óptimos.

Por lo tanto queridos lectores, el tema del peso ideal saludable no debe ser tomado como un asunto de estética o vanidad, es realmente por salud y se establecen protocolos de prevención, pensando en un excelente vivir y en unos años venideros dignos.

Recuerden, no se trata de aguantar hambre, hacer dietas sin ser ordenadas por un profesional, tomar fármacos, quemadores, remplazar comidas, hacer ayunos sin fundamento; se trata primero de conocer su IMC y sus indicadores de salud para determinar cual es el verdadero camino a seguir y empezar a encontrar un peso ideal saludable, el cual necesariamente mejora la sintomatología logrando un metabolismo regulado, altos niveles de energía, sueño reparador y unos estándares de calidad de vida envidiables.

Por lo tanto, está en sus manos hacer parte de ese grupo de personas que pueden decir “la calidad de mi salud debe ser prioridad de mi personalidad de éxito, amor propio y responsabilidad con mis seres queridos”. Nunca es tarde para iniciar un proceso saludable.

Pregúntese si en 10 años quisiera vivir como vive actualmente o si desearía mejorar en algunos aspectos.

>> Te puede interesar

Alimentación y la calidad del sueño

Acerca del autor

Redacción El Periódico

Comentar

Click para comentar

Dico_ads5

Portada edición 805

1
Motoa_Senador_banner_W3

Puntos de Venta

Enlace Patrocinado Google